Cómo usar correctamente el transportín

transportin gato

Lo ideal para nuestro gato es tener la opción de un veterinario felino a domicilio, pero a veces hay cosas que no se pueden hacer en casa y no queda más remedio que usar un transportín y llevar a nuestro peludo al veterinario.

Para que nuestro gato tenga menos miedo al transportín, debemos introducirlo en su territorio como un elemento más de descanso. Esto se tiene que hacer des de que el gato es pequeño usando el “refuerzo positivo” (premiar tras el acercamiento).

Ubica el transportín (sin la puerta) en un lugar concreto de la casa, ponle una mantita y deja que tu gato lo use como un lugar de descanso o juego. De esta forma, cuando debas llevar a tu gato al veterinario, lo vivirá de forma menos traumática al ir dentro de un lugar que para él es de su agrado en lugar de ir dentro de un lugar que le causa terror.

¿Cuál es el transportín ideal?

  •  Rígido (nada de mochilas o transportines de tela).
  • Techo desmontable. Esto permite al veterinario hacer la exploración dentro del mismo y si es necesario que el gato salga completamente de él, es menos traumático sacarle a la fuerza.
  • El tamaño sí importa, pues para que nuestro gato esté cómodo en él, debe ser lo suficientemente grande como para que pueda girarse sin problemas.
  • Puerta de seguridad. Para evitar accidentes, invierte un poco más en un sistema de cierre seguro.

¿Cómo debemos usar el transportín antes y después del desplazamiento?

  • Introduce dentro una mantita con el olor de tu peludo
  • Pulveriza feromonas 30’ antes de meter a tu peludo dentro.
  • Usa una manta o toalla para cubrirlo. El gato viaja más tranquilo si no ve lo que ocurre fuera.
  • Una vez en la clínica, (Cat Friendly, por favor) no dejes el transportín en el suelo, déjalo sobre el mostrador, sobre una silla o en algún lugar en alto. Esto hará que tu gato se sienta más tranquilo.
  • Una vez vuelvas a casa, limpia a fondo el transportín para eliminar las feromonas que haya podido dejar tu gato.
  • Pon a lavar la mantita que había en el interior.

¿Sabías todo esto? ¿Cómo se lleva tu gato con el transportín?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.